Puerta de Alcalá


La puerta de Alcalá es un monumento que se conserva bastante bien, a pesar del transcurrir de los años,  el constante trafico, la contaminación, siendo uno de los puntos turísticos más conocidos de Madrid, ubicado en el lateral izquierdo el Parque del Retiro, entre las confluencias de las Calles de Alcalá y Serrano.

Testigo mudo de la historia, que muchos turistas que llegan a la capitál pueden confundir fácilmente con la puerta de Toledo (Embajadores) e incluso con el Arco del Triunfo (Moncloa). El cantautor catalan, Victor Manuel y su mujer Ana Belen, le dedicaron una canción.

Sus piedras provienen de la sierra madrileña, granito de color blanco, que sustituyó a una puerta barrica de color blanco neoclásica. Fue construida y terminada en el año 1.778 por Sabatini para celebrar la entrada del Rey Carlos III en la Capital de España.

Actualmente está ubicada en el centro de la glorieta de Alcalá, dentro de unos jardines que la protegen, por eso su acceso es difícil, pero las vistas son perfectas desde cualquier punto de la plaza. Si podemos acercarnos un poco a la Puerta de Alcalá, podremos observar los desconchones que muestra su estructura, que fueron producidos durante la guerra civil, por disparaos e impactos de obuses. Toda una insignia universal para la ciudad de Madrid.


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado